martes, 27 de diciembre de 2016

Camino Real de Tierra Adentro o ruta de la plata

Infografía Camino Real de Tierra Adentro
Por José Omar Tinajero Morales

Especialista en historia del Camino Real de Tierra Adentro y consultor en Geografía de Turismo

El año 2010, que se cumplía el bicentenario del movimiento insurgente y el centenarios del inicio de la Revolución Mexicana, la UNESCO sorprendió al mundo con la noticia, de que había nombrado patrimonio cultural de la humanidad el Camino Real de Tierra Adentro o Ruta de la Plata. Este camino real iba de la ciudad de México hasta Nuevo México pasando por las zonas mineras de Zacatecas, San Luis Potosí, Durango, etc.

Fue sorpresivo porque en México ya casi nadie se acordaba de este camino, muchos tramos habían sido absorbidos por la mancha urbana otros quedaron el olvido al utilizarse nuevas rutas o por la entada de nuevos medios de comunicación como el ferrocarril. Algunos tramos que sirvieron como testimonio son actualmente brechas más algunos vestigios  como puentes y monumentos históricos cercanos como haciendas, iglesias, centros de poblaciones, etc.

Sebastian de Aparicio fue el encargado de hacer el Camino Real de Tierra Adentro, con la novedad que lo ideó pensando en carretas.

El Camino Real de Tierrra Adentro abarca actualmente dos países: México y Estados Unidos y se registraron en el expediente alrededor de 60 lugares, de los cuales cinco ya estaban inscritos como patrimonio cultural de la humanidad. Para la UNESCO el camino real era una línea, aunque analizado desde el punto de vista histórico - geográfico en realidad era una red, que formaba un sistema mucho más amplio de comunicación entre la metrópoli y sel virreinato de la Nueva España. La idea de red y sistema le haría justicia a más localidades que no fueron integradas en el expediente como Naucalpan de Juárez, Tlalnepantla de Baz, Comonfort,  Celaya, Acámbaro, entre otros sitios.

Por el camino real salió oro y plata, hacia el resto de la Nueva España y con la conexión del primer Camino Real México -Veracruz, se hacía un sistema de comercio ultramarino que llegaba hasta Europa. Los caminos reales que existieron en la Nueva España fueron de gran importancia ya que su fuerza estructurante positiva, generaron regiones de desarrollo económico y cultural.

Los caminos reales se fueron ampliando en medida que los españoles tuvieron el control sobre el territorio. En momento iniciales las regiones de Jilotepec, Acámbaro y Querétaro fueron los focos de irradiación de la cultura hispana hacia la  Gran Chichimeca, así denominada porque vivían grupos nómadas, que se alimentaban graciaa a la caza y recolección.

La Guerra del Mixton y la Guerra Chichimeca les dieron control a los españoles y se pudo avanzar hacia el descubrimientos de yacimientos mineros. Con el paso del tiempo el camino se fue ampliando y se crearon ramales como el que se dio en Tepeji y Tula.

El Camino Real de Tierra Adentro y los otros caminos reales fueron espacios claves para lograr  el proceso de aculturación entre indígenas, españoles negros y asiáticos, que dio como resultado la cultura mexicana, que se caracteriza por su rigen multicultural. En torno al camino real se crearon presidios, mesones, haciendas, aduanas, etc. Por el camino real  se transportaban las mercancías a los centros urbanos y mineros, gracias a los arrieros.  Por el camino iba el misionero a evangelizar las comunidades indígenas; también iban el comerciante, el gobernante, el campesino, a desarrollar sus actividades.

Por el camino real se fue desarrollando la  charrería,  ahora también considerada patrimonio intangible de la humanidad. El traslado de productos alimenticios de una región a otra formó una gastronomía única en su género también considerada patrimonio de la humanidad.

Ante esta situación sería fundamental que gobiernos, empresarios, intelectuales, científicos se acercaran a estudiar, conservar, promover, difundir el Camino Real de Tierra adentro y los vestigios de los otros caminos reales que existieron en la Nueva España.

Una de las alternativas sería impulsar rutas y corredores turísticos en torno a los caminos reales, para conocer sus tramos y los monumentos  que existen a su alrededor. Sería una gran oportunidad para desarrollar el modelo de turismo cultural en sus diferentes variantes: arqueológico, histórico, religioso, gastronómico, etnográfico, etc.

Entidades como el Estado de México, Hidalgo, Querétaro, San Luis Potosí, Zacatecas, entre otros, le podrían sacar mayor provecho al Camino Real tantos desde el punto de vista económico como cultural.

La invitación queda abierta y el debate que produzcan nuevas investigaciones, sin duda enriquecerá el conocimiento sobre tan importante muestra de nuestra cultura.

Síguenos en Twitter: @histormex

Deseas suscribirte a nuestro boletín llena el siguiente formulario:

Aviso de privacidad haz clic para leerlo: https://histormex.jimdo.com/aviso-de-privacidad/


Gracias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada